En este artículo compararemos dos de los teclados más económicos y populares de Casio y Yamaha, el Casio CTK-3200 y el Yamaha PSR-E343. Dos teclados con 61 teclas, pantalla LCD, gran cantidad de voces y ritmos a un precio bastante económico.

Comparativa entre los teclados Casio CTK-3200 y Yamaha PSR-E343.

Teclado

Ambos teclados cuentan con 61 teclas sensitivas con los que podremos darle una intensidad diferente a nuestros temas en función de la velocidad con la que toquemos. El Casio CTK-3200 cuenta con dos niveles de respuesta al tacto y la posibilidad de desactivar la función sensitiva. Algo con que el teclado Yamaha no cuenta.

En el aspecto del teclado, el Yamaha PSR-E343 utiliza unas teclas de estilo órgano como en todos sus modelos, mientras que el Casio utiliza unas teclas al estilo piano de cola al igual que otros modelos. Un detalle que en apariencia pueden resultar más atractivas las teclas de estilo piano del Casio frente a las del Yamaha. Las teclas de ambos son bastante ligeras y no tienen ningún contrapeso. Tal vez puedan resultar algo más duras o mecánicas las teclas del Yamaha frente a las del Casio que presentan un recorrido más natural.

A la hora de tocar en ambos teclados, el Yamaha presenta una calidad superior a la del Casio CTK-3200. Pues un gran inconveniente que tienen las teclas del Casio, es el ruido que producen al tocarlas, suena a plástico hueco, un ruido indeseado que podrá distraernos en función de la técnica que utilicemos o el volumen del teclado. El Yamaha PSR-E343 presenta unas teclas con menor recorrido en profundidad a las del Casio, que nos permitirá ejecutar una técnica más rápida y sin distracciones a la hora de tocar.

Ganador: Yamaha PSR-E343.

Sonido

El teclado Casio CTK-3200 cuenta con dos altavoces frontales de 10 cm, con una potencia total de 2W. Mientras que el Yamaha PSR-E343 dispone de dos altavoces de 12 cm con 2,5W de potencia. Quizás se escuchen algo mejor los altavoces del Yamaha, pero no es un factor determinante. Pues ambos altavoces son de baja calidad y deberemos de recurrir a unos buenos auriculares, a un amplificador o equipo multimedia para mejorar la calidad de su sonido. Ya que ambos teclados son económicos y no invierten mucho en la calidad de sus altavoces.

En cuanto al repertorio de voces o sonidos el Casio CTK-3200 dispone de 400 tonos incorporados frente a las 550 voces que tiene el Yamaha PSR-E343. Ambos teclados cuentan con tonos de piano de cola, piano electrónico, órgano, guitarra, trompeta, acordeón, instrumentos de cuerda, orquesta, flauta, etcétera. Un sinfín de tonos que incluso a veces se repetirán pudiendo escoger entre varios tipos de piano, guitarra o saxofón diferente. En determinados tonos el Casio CTK-3200 presenta una calidad superior al Yamaha, estos son el piano de cola o los diferentes tipo de órgano que incorpora. Mientras que los tonos del Yamaha PSR-E343 destaca por los tonos realistas de guitarra, saxofón y algunos instrumentos de cuerda. El banco de ritmos que ofrece el Casio es algo mayor al de Yamaha, incorporando 150 ritmos frente a los 136 del Yamaha PSR-E343. Ambos cuentan con ritmos de pop/rock, jazz, country, baladas, ritmos latinos, ritmos europeos, arpegios, etcétera, siendo la gran mayoría ritmos de cuatro por cuatro.

En cuanto a opciones de sonido, el Yamaha PSR-E343 ofrece la posibilidad de optimizar el sonido con ajustes de ecualización gracias a su función Master EQ, mientras que el Casio CRK-3200 incorpora ajustes para cambiar la reverberación y otros efectos de sonido.

Ganador: Empate técnico.

Usabilidad

Cuando nos sentamos en cada teclado por primera vez, la sensación que nos deja el Yamaha PSR-E343 es bastante diferente a la del casio. Siendo un teclado más agradable e intuitivo de manejar. Pues si algo diferencia a Yamaha de Casio, es la disposición de sus funcionalidad localizada en cada botón. El Casio CTK-3200 presenta una interfaz más compleja, encontrándonos la mayor parte de los botones algo juntos, del mismo y tamaño y color. Por lo que a veces puede dificultarnos saber a primera vista para que sirve cada botón o pararnos a explorar cada uno de ellos. Algo que no pasa en el PSR-E343, pues como en otros modelos, Yamaha diferencia su interfaz en botones más se parados, de diferente tamaño, forma y color. Porque aunque pueda parecer insignificante, siempre es más fácil acceder a ciertas funciones distinguiendo unos botones de otros por el color, tamaño o disposición en el teclado.

Los dos teclados cuentan con una pantalla LCD de similar tamaño donde podremos visualizar la nota que estamos tocando en dos pentagramas (clave de Sol y clave de Fa) y la localización de la tecla en el teclado. También visualizaremos los tonos seleccionados, los ritmos, las canciones, los acordes y otras funcionalidades. A diferencia del Yamaha, el Casio CTK-3200 cuenta en la parte inferior de la pantalla con dos manos extendidas con cinco dedos cada una, que nos indicarán el dedo de la mano que debamos utilizar cuando estemos aprendiendo una canción con el sistema de aprendizaje que incorpora Casio. Un detalle curioso con el que no cuenta el Yamaha, que puede resultar útil para aquellos que comienzan desde cero. Mientras que el Yamaha PSR-E343 cuenta con una pantalla LCD retro-iluminada que facilitará su visualización en lugares más complejos en los que no dispongamos de mucha luz, un detalle que Casio no ha tenido en cuenta para el modelo CTK-3200. Además el Yamaha PSR-E343 cuenta con una pequeña memoria que permitirá almacenar algunos ajustes personalizados, dejando en evidencia al modelo de Casio por no permitir el guardar o almacenar ningún ajuste personalizado.

Ganador: Yamaha PSR-E343.

Calidad

Tanto el modelo de Casio como el de Yamaha, son dos teclados básicos que ofrecen un precio económico. Por lo que la calidad de los materiales de ambos no es muy buena en general. Si bien Casio cuida algunos detalles en sus teclas que podemos apreciar de forma visual, Yamaha los compensa cuidando más la disposición de las funcionalidades del teclado aumentando un poco las dimensiones del teclado y sus altavoces.

En cuanto a la conectividad, los dos modelos presentan casi las mismas tomas de entrada/salida. Una toma de USB para conectarlo al ordenador, toma de auriculares o amplificador y una toma para pedal sustain para alargar la duración de nuestras notas. El Yamaha PSR-E343 ofrece una entrada de audio auxiliar a diferencia del Casio, con la que podremos conectar cualquier dispositivo multimedia (iPod, mp3, móvil, etcétera), para tocar a la vez con nuestras canciones o bandas favoritas.

El sistema de aprendizaje es bastante dinámico en ambos modelos. Representan un sistema de lecciones en varios pasos que permitirán adiestrar cada mano por separado para pasar a tocar simultáneamente. El teclado Casio cuenta con 110 canciones frente a las 102 del Yamaha PSR-E343, coincidiendo en el aprendizaje de temas clásicos como Twinkle Twinkle Little Star, Für Elise, o la Marcha Turca entre otros.

Ganador: Empate técnico.

Conclusión

Dos teclados orientados a un público principiante, aquellos que adquieren su primer instrumento para iniciarse tanto en piano como en teclado. Ofrecen una funcionalidad muy completa para experimentar con ellos sin realizar una gran inversión. Ambos modelos cuentan con prestaciones muy similares por un precio bastante competitivo, lo que hace que cualquier elección sea válida teniendo en cuenta los detalles anteriormente citados.

Casio CTK-3200 Yamaha PSR-E343
Teclado
Sonido
Usabilidad
Calidad
Precio

En nuestra elección personal nos quedamos con el Yamaha PSR-E343, pues presenta algunas ventajas frente al Casio que hemos comentado más arriba como su teclado, la disponibilidad de sus funciones, la pantalla retroiluminada o algunas funciones más técnicas de ajustes del sonido o la memoria interna. Pequeños detalles que pueden hacer la práctica más productiva y agradable.

Nuestra elección: Yamaha PSR-E343

Opciones de compra