Piano vs Teclado, diferencias entre pianos y teclados

Este es uno de los temas más discutidos en el mundo de las teclas. Pues a día de hoy no existe una fórmula mágica que determine si debemos aprender a tocar piano o aprender a tocar teclado. Eso sí, existen muchas diferencias entre ellos que nos guiarán a la hora de elegir nuestro instrumento. Por ello vamos a definir las características principales de los pianos y teclados para poder compararlos en profundidad.

pianojey

Piano

Un piano es un instrumento de teclado y cuerda percutida, normalmente compuesto por 88 teclas, 36 negras y 52 blancas (7 octavas). Actualmente existen dos tipos principales de piano: los pianos acústicos y los pianos electrónicos.

Piano acústico

Dentro de los pianos acústicos podemos diferenciar entre los pianos de cola y los pianos verticales o de pared. Este es el instrumento más clásico y conocido dentro de los instrumentos de teclas. Destaca por la calidad de su gran sonido, su elevado precio, su mantenimiento (las cuerdas se desafinan), sus atractivas teclas y su gran tamaño entre otros. Lo que convierte este instrumento en algo prohibitivo para nuestros bolsillos y casas.

El piano acústico es el instrumento que mejor genera el sonido de piano, pues valga la redundancia, es un piano. Sus teclas son amartilladas, por lo que tendremos que realizar una mayor presión dependiendo de lo que estemos interpretando y el sonido que queramos conseguir. Algunos incluso poseen teclas de marfil, para generar un mayor valor estático y evitar que las manos del pianista se resbalaran, aunque se prohibió fabricar teclados con teclas de marfil hace unas cuantas décadas.

steinway and sons

Piano de cola Stenway & Sons.

Un piano acústico parece que decora la casa dándole a esta más clase, pues son instrumentos que poseía la nobleza en los siglos XVIII y XIX. Pero uno de sus inconvenientes es el espacio que ocupa. Siendo uno de sus grandes desventajas, la gran mayoría no puede permitirse tener un piano vertical o de cola por motivos de espacio. A parte de esto, si compramos un piano acústico, deberemos de tener espacio para introducirlo en nuestra casa, pues no suele caber en la mayor parte de los ascensores y la mayoría de las veces tienen que ser transportados por las escaleras si vivimos en un piso. Al contrario que un mueble, un piano no viene desmontado en una caja con instrucciones para que podamos montarlo en cinco minutos.

Por último la mayor desventaja en mi opinión, es que no podemos tocar en altas horas de la madrugada o en horas de descanso como la siesta.

Podemos encontrar pianos verticales o de pared nuevos a partir de 3.000€, y pianos de cola desde 6.000€. A parte, tendremos que contratar a un afinador de pianos para que revise las cuerdas de nuestro piano una vez cada 6~12 meses, dependiendo de la frecuencia de uso y el modelo de nuestro piano.

Piano electrónico o digital

Otro tipo de piano más moderno y económico de adquirir, es el piano electrónico (también llamado piano digital). Tiene exactamente la misma apariencia que la de un piano acústico, y aunque la mayoría son pianos verticales o de pared, algunos modelos avanzados presentan la misma forma que un piano de cola, eso sí, sin las cuerdas. Como su propio nombre indica el piano electrónico es un instrumento que reproduce sonidos, es decir, no es capaz de producirlos el solo como lo haría un piano acústico. Si no que reproduce sonidos que han sido posteriormente grabados con un piano acústico.

Pero como decíamos antes, lo demás es casi idéntico a un piano de pared o de cola. Podremos encontrar pianos electrónicos con teclas de plástico o madera. Siempre contrapesadas, por lo que la sensación que nos dará será casi idéntica a la de un piano. Quitando el sonido, que éste reproducirá sonidos grabados de un piano acústico. Aunque no necesitaremos un afinador que mantenga nuestro piano, pues los pianos eléctricos solo necesitan enchufarlos a una toma de corriente para funcionar.

Piano digital Yamaha.

Los pianos electrónicos a diferencia de los acústicos cuentan con tecnología digital que pueden facilitarnos la práctica o el aprendizaje. Por ejemplo, su característica más peculiar es que podremos conectarles unos auriculares para silenciar el sonido externo. Por lo que podemos tocar a cualquier hora del día sin tener que molestar a los vecinos.

Otras características que incluyen los pianos electrónicos o digitales, son algunas funciones como el metrónomo, el cual nos marcará los tiempos de los compases. Lo que nos servirá de gran ayuda a la hora de interpretar una partitura correctamente, sin correr pero tampoco sin retrasarnos. Y dependiendo del modelo y del dinero que invirtamos en nuestro piano, encontraremos diferentes tonos como los que incorpora un teclado electrónico (grand Piano, electronic piano, harpsichord, jazz organ, strings, etc). Por último, destacar la función de grabar nuestras propias interpretaciones o conectarlo mediante USB a un PC entre otras posibilidades.

La mayor parte de los pianos electrónicos o digitales no destacan por su funcionalidad electrónica (salvo los modelos más avanzados), si no más bien se presentan como una alternativa a los pianos acústicos por sus 88 teclas contrapesadas, su reducido tamaño en algunos modelos y porque económicamente son más accesibles que cualquier piano acústico. Podemos encontrar en el mercado modelos básicos desde 400 €.

Teclado

Actualmente en el mercado existen dos tipos de teclados. Por un lado tenemos los sintetizadores, capaces de producir nuevos sonidos con técnicas como síntesis aditiva, substractiva, y modulación de frecuencias entre otras. Y por otro lado tenemos los teclados electrónicos, con los que seremos capaz de interpretar cualquier tema como si fuéramos el director de una orquesta.

Teclado electrónico

Un teclado electrónico normalmente está compuesto por 61 teclas (5 octavas), 36 blancas y 25 negras. Al igual que los pianos electrónicos no es capaz de generar sonidos por si solo, por lo que reproduce multitud de sonidos grabados. Un teclado es capaz de reproducir multitud de instrumentos de todo tipo (piano, órgano, guitarra, trompeta, violín, saxofón,…etcétera). Y cuenta con multitud de funcionalidades electrónicas que facilitan el aprendizaje de la música, la interpretación de temas y la composición de nuevas obras.

A diferencia de los pianos acústicos y los pianos electrónicos, una de las ventajas del teclado es su adquisición económica. Pues podemos encontrar teclados con características básicas desde 160 €, dependiendo que lo que estemos buscando claro. Otra de las ventajas es el reducido espacio que ocupa, los teclados que cuentan con 61 teclas, tienen poco más de 1 metro de ancho. Y al igual que los pianos electrónicos, sólo tendremos que preocuparnos de enchufarlo a una toma de corriente y ponernos a tocar.

Pero si algo diferencia a los teclados electrónicos de los pianos acústicos o electrónicos, es la gran cantidad de funcionalidades que ofrecen. En primer lugar cuentan con multitud de ritmos, el acompañamiento que marca los compases de la obra que estamos tocando. Pero a diferencia del metrónomo, cuando toquemos un tema con un ritmo parecerá que estamos tocando con una banda. Ya que dependiendo del ritmo que seleccionemos, variarán los instrumentos que acompañan a nuestro tema. Hay multitud de ritmos como pop, rock, jazz, latinos,…,etcétera. Que nos ayudarán a llevar el ritmo de la melodía y parecer que tocamos con una banda en nuestro teclado.

Teclado electrónico Yamaha PSR-S650.

Teclado electrónico Yamaha PSR-S650.

Actualmente el teclado se ha convertido en un primer instrumento de gran utilidad para estudiantes, músicos y profesionales. Es un instrumento por el que podemos empezar cuando no tenemos claro nuestros gustos musicales, ya que nos da la posibilidad de interpretar diferentes estilos gracias a su repertorio de instrumentos y ritmos. Hay que tener en cuenta que quien tiene un teclado no tiene un piano en casa, tiene una orquesta emulada que da múltiples posibilidades a la interpretación, creación y composición musical. Existen teclados básicos muy sencillos para principiantes o teclados avanzados para quienes cuentan con nociones básicas. Pero si queremos obtener las mejores funcionalidades de un teclado, acudiremos a los teclados profesionales. Utilizados por músicos profesionales y compositores de todo el mundo, los teclados profesionales cuentan con infinitas posibilidades como para recrear una orquesta en un sólo instrumento.

Parece que los teclados han adquirido una mala fama en los últimos años. La presencia de estos en las estaciones de metro o ferias, ha provocado cierta infravaloración a este fantástico instrumento. Y que este tipo de instrumento no se encuentre en alguna sala de concierto o escuelas musicales (salvando unos pocos), genera un desconocimiento profundo sobre las posibilidades de los teclados electrónicos. Un teclado no es un piano de cola, es un instrumento que pretende llevar la música más a allá a lo que podría conseguirse con el mejor piano de cola. Y no me refiero a la belleza estática, la calidad de sonido o las de sus teclas, si no por las infinitas posibilidades con las que cuenta a la hora de interpretar nuestros temas favoritos, grabar nuestras composiciones, añadir efectos, modificar características del sonido, etc, un sin fin de posibilidades para el desarrollo de la música en el siglo XXI.

Sintetizador

novation-ultra-nova

Sintetizador Novation UltraNova.

Un sintetizador es un instrumento electrónico capaz de generar señales eléctricas convertidas a sonidos. Este instrumento utiliza técnicas complejas de síntesis como la síntesis aditiva, la síntesis substractiva o la modulación de frecuencia entre otras, para producir el sonido. Tiene una apariencia similar a la del teclado electrónico, pero realmente está enfocado a otro tipo de uso.

Un sintetizador se está enfocado principalmente a la producción de música electrónica. Por lo que deberemos de tener unos conocimientos mínimos para saber manipular un sintetizador y obtener un buen resultado. Por tanto, deberemos olvidarnos de este instrumento si nuestro objetivo es aprender a tocar el piano o el teclado.

Piano vs Teclado

Es cierto que no podemos comparar un piano acústico con un teclado electrónico o un piano digital. Quien busque un piano 100% piano, sabe que tiene que acudir a un piano acústico. Un piano de cola o vertical, pese a su precio o mantenimiento es un instrumento único, no tiene competidor porque es el instrumento del cual después derivaron los pianos digitales o teclados electrónicos, quienes reproducen los sonidos que el mismo piano acústico produce.

Ahora sí que podemos comparar los teclados electrónicos con los pianos digitales, ya que aparentemente ofrecen una funcionalidad similar. Un piano digital, como su propio nombre indica, está orientado al estudio e interpretación del piano. Por lo que normalmente nos encontraremos con 88 teclas contrapesadas como las que ofrecería un piano acústico. Ahora bien, la funcionalidad electrónica que ofrece un piano digital es limitada, pues el fuerte de un piano digital es la similitud de un piano acústico (en apariencia), por lo que normalmente los modelos invierten su desarrollo en las teclas, la apariencia del piano y el sonido del piano. Así que no vamos a esperar a encontrarnos muchas funciones en un piano digital, al menos en los modelos más económicos. De hecho, existen modelos de pianos digitales que cuentan con una calidad de sonido a un teclado electrónico y son más caros que estos. Como dijimos antes, esto es debido al cuidado que tienen al desarrollar unas buenas teclas contrapesadas con un buen soporte.

Por lo que un piano digital nos orientará al estilo piano, un estilo que no tiene porque sólo orientarse a tocar temas clásicos, si no que de dirigirá a tocar como se toca en un piano acústico. Sus teclas contrapesadas logran de forma simular un tacto muy similar al de un piano acústico. Así que no encontraremos mucha funcionalidad para interpretar temas como si fuéramos una orquesta o realizar modificaciones algunas prestaciones para personalizar nuestros temas. A parte de que unas teclas contrapesadas nos obligan a utilizar una técnica de piano, es decir, nos obligan a tocar como si tocáramos un piano, valga la redundancia. Por lo que estas teclas no son las mejores para tocar cualquier otro tipo de instrumento en el teclado como puede ser la guitarra, el saxofón o el ŕogano entre otros. Las teclas contrapesadas dificultarán la agilidad en nuestras manos para tocar este tipo de instrumentos.

Al contrario que el piano digital que nos encamina hacia a un piano acústico, el teclado electrónico no nos orienta hacia ningún instrumento o estilo. Más bien nos deja elegir a nosotros el instrumento o el estilo que deseamos tocar. Es un instrumento visualmente menos atractivo que el piano digital, pues al ser un instrumento portable, la calidad de sus materiales son más ligeras para que faciliten el mismo. La diferencia más crítica quizás sean las teclas, y no me refiero a que posea menos teclas que un piano digital, pues algunos modelos poseen 76 u 88 teclas. Las teclas de un teclado electrónico no suelen ser contrapesadas, y además suelen estar fabricadas de un material más ligero al de los pianos digitales. Y esto a parte de ahorrar en costes de fabricación, supone una gran ventaja para los teclados electrónicos, pues este tipo de teclas sin contrapeso, más ligeras y a veces algo más estrechas, nos permiten utilizar una técnica diferente a la que se utilizaría en el piano. Pues al no ejercer la misma presión y profundidad que requiere un teclado de piano, las teclas de un teclado electrónico permiten adaptarse a la interpretación de cualquier instrumento.

Si somos unos buenos teclistas, notaremos que nuestra técnica es diferente cuando tocamos una guitarra, un saxofón o un piano en un teclado electrónico. Pues cuando tocamos una guitarra, intentamos simular en el el teclado el gesto de rasgar las cuerdas de la guitarra. Mientras que en el saxofón simularemos soplar a través de nuestras manos, evitando una transición brusca entre dos notas, algo que sí podría realizar un piano.

Conclusión

Si somos alumnos de un conservatorio y por tanto nos dedicamos a interpretar o componer temas exclusivamente para piano, elegiría un piano digital en el caso de que no pudiera optar a un piano acústico de vertical o de cola. Como comentamos más arriba, el piano digital es la imitación más realista al piano original, el piano acústico. También me quedaría con el piano en el caso de que tuviera decidido que sólo quiero aprender piano y por tanto sólo voy a tocar temas de piano en piano.

De lo contrario, si somos alumnos de una escuela de música o simplemente somos autodidactas. Un teclado electrónico puede ser nuestra mejor elección. Podemos sacarle más provecho a un teclado electrónico que a un piano digital, pues a ventaja de éste, el teclado tiene muchas funciones como el reconocimiento de notas, acordes, etc, y la posibilidad de tocar con ritmos, que nos obligará de cierto modo a seguir el ritmo marcado por la orquesta con la que estaríamos tocando.

Además si no sabemos identificarnos con ningún estilo de música, un teclado electrónico nos va a permitir probar múltiples de estilos e instrumentos para poder experimentar con todos ello y decantarnos por nuestro estilo favorito.

Piano acústico Piano electrónico Teclado electrónico Sintetizador
Sonido
Teclado
Recursos de aprendizaje
Transporte
Funcionalidad electrónica
Alternancia de estilos
Precio

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *